Tras concluir el mensaje emitido por el Presidente Comandante Daniel Ortega al pueblo nicaragüense que participó en la caminata por la paz, justicia y vida, la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo se dirigió a las familias y las instó a unirse por la paz.

La compañera Rosario Murillo dijo que esta Nicaragua Bendita y Siempre Libre, se sigue fortaleciendo todos los días en comunidad y se invoca a Dios cada mañana para pedir muchas más victorias de la paz y de la esperanza. “Vamos adelante en fe y esperanza, vamos adelante en paz y reconciliación todos los días”, indicó.

En ese sentido, la Vicepresidenta Murillo expresó: Nos estamos convocando para hacer un gran acuerdo nacional por la paz. Esa es la convocatoria que hacemos todos los días. Unámonos hermanos. Hagamos Patria. Unámonos defendiendo la paz, unámonos con la fe de cada familia nicaragüense, unámonos defendiendo esta esperanza que nadie nos puede arrebatar”.

Resaltó que este es un pueblo lleno de fortalezas profundamente espirituales y siendo así el espíritu es invencible. “El espíritu no es material, precisamente pertenece a ese otro plano invencible, un pueblo lleno de espíritu y un pueblo consciente de que los desafíos, los retos se enfrentan en unidad por el bien, por el bien de todos, por el bien común”.

La unidad es para construir

La compañera Rosario señaló que no hay unidad por la maldad, por la perversidad, ni para la destrucción y solamente la hay para construir y fortalecernos todos y cada uno yendo adelante, sintiendo alegría y dando las gracias a Dios por la alegría de vivir en paz.

Dijo que el Himno de la Alegría, como un canto bellísimo, representa al pueblo nicaragüense en toda su dimensión, somos un pueblo alegre, un pueblo que quiere construir paz, bienestar y felicidad todos los días, y un pueblo que privilegia la tranquilidad”.

Asimismo, expresó que se da las gracias a Dios por estos 11 años que se han disfrutado en tranquilidad y también por los tiempos de tranquilidad que ya estamos viviendo y los que vendrán, porque Dios es justo y bueno.

“Hoy, que es día de San Miguel, San Gabriel, San Rafael, recordamos como esas alas de ángeles nos elevan por sobre toda la miseria. Toda la miseria. Podemos sentir que esas alas de ángeles están en todos nosotros y tenemos la capacidad para sobreponernos e ir adelante en alas de ángeles, para ir adelante en carrozas llenas de ángeles, que nos impulsan a ser cada día mejores y a construir todos los días la paz, a fortalecernos en esperanza, como gran familia nicaragüense”, manifestó.

Y prosiguió diciendo: “Dios mediante, Dios ilumine a todos. Dios mediante que aquellos corazones que todavía no sintonizan con esa necesidad y ese sentimiento generalizado en Nicaragua, de paz y bien, Dios mediante, esos corazones se vayan abriendo e iluminando y comprendan que Nicaragua quiere paz, y que Nicaragua en fe y esperanza va adelante, porque vamos adelante”.

“Así que, en estos últimos días de septiembre, mes de la patria, nos convocamos a seguir trabajando juntos y a fortalecer la unidad y la alegría, la unidad y el bienestar, la unidad y la convicción de que Dios derrama sobre Nicaragua, caminos de victoria”, añadió.